El Color en la mano

El óleo extrafino sólido SENNELIER permite una nueva aproximación al trabajo de la pintura al óleo, tanto en lo que se refiere el color como a la materia. Este "nuevo material" amplía el campo de la libertad de expresión con esta técnica.

Sennelier

Nuestros óleos extrafinos sólidos SENNELIER tienen como base:
- pigmentos puros.
- aceites vegetales (secantes), seleccionados por su escaso amarilleamiento con el tiempo y que se utilizan como ligante.
- una cera mineral que le proporciona la consistencia sólida. Esta cera ha sido sometida
a numerosas pruebas y responde a los siguientes criterios:
- perfecta conservación a lo largo del tiempo,
- óptimo comportamiento de la película sobre los diversos soportes tradicionales para la
pintura al óleo. Acabado bellamente homogéneo.
- ofrece una buena combinación entre las diferentes capas.
La calidad de esta pintura se caracteriza y radica en su untuosidad y su fácil aplicación.
La experiencia adquirida por la marca SENNELIER con los pasteles al óleo ha sido de gran valor para la elaboración y la puesta a punto de esta gama de productos y una prueba de calidad. Por otra parte, la forma sólida recuerda los pasteles al óleo Grand Modèle de SENNELIER aunque, sin embargo, este producto sea totalmente distinto por los materiales presentes en su composición.

ELABORACIÓN

El óleo extrafino sólido SENNELIER se utiliza solo o como complemento de los colores al óleo en tubos. Estos colores permiten la completa realización de una obra. Se aplican directamente a los soportes tradicionales de la pintura al óleo (grasa o universal) y exigen la misma calidad en la preparación de los fondos.
Soportes: lienzos para pintura, cartones de doble tela, paneles preparados, papel para pintura.
El óleo extrafino sólido deberá aplicarse en una película bastante fina (como máximo 1 mm), superponible de la misma manera que la pintura al óleo en pasta y podrá, eventualmente, diluirse con gasolina o trementina. Antes de su uso, es conveniente retirar la telilla de la superficie. Ésta se volverá a formar a los pocos días de no utilizarse, lo que permite proteger el color y conservarlo. La pintura aplicada se seca en superficie en un plazo de 2 a 5 días, según las condiciones atmosféricas. Al cabo de 6 meses, la pintura se barniza igual que una pintura al óleo tradicional con un barniz final para cuadros. Barnizar cuidadosamente con la ayuda de una brocha suave para evitar arrancar la capa pictórica. Existe un medio incoloro que permite obtener unos efectos de transparencia y de veladura.
Los óleos extrafinos sólidos SENNELIER presentan matices opacos (O) o transparentes (T) según la naturaleza de los pigmentos utilizados. El producto se conserva bien a lo largo del tiempo y no precisa de ningún cuidado especial, salvo la necesidad de evitar su proximidad a una fuente de calor ya que podría alterarlo.

Sennelier

Existen 2 tamaños de barras:
Diámetro mediano 20 mm - 38 ml - Longitud : 130 mm
Diámetro grande 30 mm - 96 ml - Longitud : 150 mm (muy útil para las grandes superficies, los fondos y los colores lisos)

Unas técnicas de aplicación y de usos muy variadas :

1 mediante la aplicación directa de la barrita (sobre la punta o sobre el canto), con mezcla directa de los colores en el soporte, y con la posibilidad a continuación de:
2 fundido: con el pincel o con la brocha abanico, con el dedo, al difumino o con gasolina..
3 aguada: con trementina o gasolina
4 rectificación: con cuchillo o con pincel
5 efecto de textura: aplicación de la pintura mediante pinceladas gruesas con rectificación mediante brocha o cuchillo